La palabra mandala significa «círculo» en sánscrito. El mandala es una forma que irradia desde un centro, es un símbolo antiguo y universal, y aparece en el arte, la arquitectura y la danza en las culturas de todo el mundo. Es el «círculo mágico» y, a menudo se relaciona con un ritual, un simbolismo religioso, como en el rosetón de las iglesias medievales.
Aquí, está pensado como una meditación de dibujo para centrar e integrar el Yo. En tiempos de confusión o estrés, es una forma de «reunir tus pensamientos» o «reunir tu ingenio» o «centrarte». En el proceso de crear un mandala, puedes alcanzar niveles profundos de tu Ser. Esto se puede hacer repetidamente como parte del proceso continuo de integración. Es una herramienta para desarrollar la integración a través de la expresión exterior en el arte gráfico.

El Diario Creativo-Lucia Capacchione

A %d blogueros les gusta esto: