El arqueólogo Jesús Tres Peralta nos dice que se trata una pieza monumental ubicada a las afueras del Museo Nacional de Antropología sobre paseo de la Reforma en la Ciudad de México, que admira y asombra a propios y extraños. Tiene una medida de 7 metros de altura y un peso estimado de 168 toneladas, fue trasladada en abril de 1964 como una pieza emblemática que distingue al museo con la intención de sintetizar, resguardar y reservar el patrimonio de nuestras culturas próximas a través de sus restos materiales y los grupos indígenas actuales que todavía conservan su cultura e idiosincrasia.

Encontrada en Coatlinchan Estado de México, Texcoco de donde fue extraída, conocida por los pobladores como «La piedra de los tecomates» quienes acostumbraban ofrendar y hacer rituales de carácter agrícola para la petición de lluvia.

Hoy en día la pieza para la mayoría es conocida como Tláloc como un punto de referencia,como pieza ancestral y de patrimonio cultural.

A %d blogueros les gusta esto: